Tras una fractura ósea y su posterior tratamiento, con el tiempo podemos sentir un dolor en esa zona tratada. A menudo, podemos creer que puede ser debido a un cambio de actividad o clima. Sin embargo, es importante dedicarle una especial atención, puesto que puede tratarse de una patología más seria, como la pesudoartrosis.

Qué es la pseudoartrosis

Se llama pesudoartrosis a esos diminutos segmentos que no se han restablecido tras una lesión ósea y su posterior tratamiento. El hueso no se ha regenerado debidamente y la zona astillada generalmente termina causando dolores. Puede ser atrófica o hipertrófica. En el primer caso no se consigue la formación de callo y eso deja al descubierto el hueso astillado, lo que causa fuertes dolores. En la vertiente hipertrófica se crea callo aunque no el suficiente como para reparar la fractura.

Esta enfermedad puede darse tanto en jóvenes como en ancianos, aunque las fracturas de estos últimos suelen solucionarse con prótesis en muchos casos. Afortunadamente, tratar la pseudoartrosis, especialmente en personas jóvenes, cuya tasa de fracturas es mayor debido a accidentes o incluso en deportes, es relativamente sencillo con el tratamiento con ondas de choque.

Cuáles son las causas de una pesudoartrosis

Son diversas: manipulación inadecuada, infección y, en ocasiones, no se conoce la razón. Por supuesto la calidad ósea definirá el éxito de cualquier tratamiento, y en muchas ocasiones el tipo de alimentación por parte del paciente puede influir en el riego sanguíneo y en la calidad de los tejidos. Es importante mantener una dieta equilibrada rica en calcio para fortalecer el sistema óseo, especialmente en caso de fracturas.

Una inmovilización inadecuada o insuficiente puede alterar la consolidación del hueso afectado. Los politraumatismos generan cierta debilidad en el organismo y, en estos casos, existe un porcentaje alto de posibilidades de que se desarrolle esta dolencia.

Una fractura abierta en la que aparecen varios fragmentos óseos y pérdida muscular también puede desarrollar pesudoartrosis. Los tratamientos deben seguirse minuciosamente y cualquier alteración puede provocar una variación en la regeneración ósea.

Para observar y tratar la pseudoartrosis deben pasar unos meses desde la última intervención. Cabe destacar que, antes de proceder al tratamiento para la pseudoartrosis, debe existir una valoración que localice el motivo de su aparición y el tipo.

Síntomas de la pseudoartrosis

Si pasados los meses pertinentes se percibe alguna anomalía en la zona tratada, como puede ser dolor, chasquidos o movimiento óseo, podemos hablar de la existencia de pesudoartrosis. También puede haber infección, con lo que el dolor se vuelve mucho más agudo y, generalmente, va acompañado de fiebre.

Tratamiento para la pseudoartrosis

Los tratamientos utilizados hasta ahora son varios, sin embargo, muchos de ellos pueden ser agresivos. Para evitar futuras operaciones, infiltraciones y terapias dolorosas, actualmente existen tratamientos con ondas de choque. Estos se llevan a cabo en distintas disciplinas, como medicina deportiva o fisioterapia, entre otras. Con una serie de sesiones el paciente podrá recuperar la movilidad y reparar la lesión.

Sus beneficios se aprecian al instante, ya que el alivio del dolor es inmediato. Las ondas de choque utilizadas en el tratamiento para la pseudoartrosis, tienen una energía y presión superior a ondas similares utilizadas en otros tratamientos. Su capacidad de reconstituir células dañadas estimula la rápida regeneración de los tejidos.

Las ventajas de elegir el tratamiento con ondas de choque con esta patología son los resultados, que pueden apreciarse inmediatamente después de la primera sesión. Generalmente no se precisan segundas intervenciones, siempre y cuando la lesión no haya degenerado en exceso. Y aún así, este método puede obtener excelentes resultados.

En Centres Cruz Navarro, somos especialistas en tratar este tipo de afecciones, y disponemos de la tecnología más avanzada y los mejores medios para cualquier rehabilitación.

Primera visita gratuita de INDIBA y Ondas de choque. Pide cita o llama al 934 814 433

      INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE CENTROS CRUZ NAVARRO
      Finalidades: Responder a sus solicitudes y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, incluso por medios electrónicos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en ccn@delegado-datos.com. Información Adicional: Política de Privacidad.