Los dolores musculoesqueléticos son una de las causas más habituales de consultas médicas e incluso algunos de ellos terminan en una baja laboral. Detrás de este problema se esconden las malas posturas, los hábitos inadecuados y los traumatismos. A la hora de tratar este tipo de dolencias es importante conocer qué son los puntos gatillo. Desde Centres Cruz Navarro, expertos en rehabilitación en Barcelona, os contamos sobre ello.

¿Qué son los puntos gatillo?

Los puntos gatillo es un nódulo que se puede palpar a través de la piel y que se encuentra en una banda tensa del músculo. Al presionar el nódulo se siente dolor, que se puede notar en la zona o en un sitio alejado. En este último caso se denomina dolor referido. Además, al presionar el nódulo también se puede producir un espasmo o contracción.

Estos nódulos pueden cargar la zona y además provocar dolor en las distintas zonas en las que aparecen. En ocasiones se puede confundir con otros problemas de salud como la fibromialgia, los vértigos o las tendinitis.

¿Cómo se activan los puntos gatillo?

Todos los músculos están formados por una gran cantidad de fibras musculares y estas a su vez están repletas de sarcómeras que facilitan la contracción. Cuando el músculo se contrae, las sarcómeras se acortan y cuando una o más de una no se vuelven a alargar, se activa el punto gatillo de la zona.Al ocurrir lo que estamos comentando, la llegada de nutrientes y el drenaje de toxinas se ven alterados. La consecuencia es que aparece dolor e inflamación en esa misma zona o referido.

¿Cuáles son los desencadenantes de la activación de los puntos gatillo?

Hay una serie de situaciones que pueden provocar que se activen los puntos gatillo, estos son los principales:

  • Malas posturas.
  • Golpes en la zona.
  • Movimientos que se repiten una y otra vez.
  • Estrés.
  • Ansiedad.
  • Problemas digestivos.
  • Trastornos hepáticos.

¿Cuál es el tratamiento de la activación de los puntos gatillo?

La activación de los puntos gatillo causan dolor y por eso es necesario encontrar el tratamiento adecuado. Lo habitual es tratar el problema con fisioterapia.

Se puede utilizar diferentes técnicas, como la terapia manual que consiste en presionar con los dedos los puntos gatillo o en masajear la zona. Otras herramientas de la fisioterapia que se pueden aplicar son la crioterapia, la masoterapia o la punción seca, esta última es una de las que mejor funcionan y te invitamos a conocerla mejor en el siguiente apartado.

¿Qué es la punción seca y cómo se aplica para tratar la activación de los puntos gatillo?

La punción seca es un tratamiento que consiste en aplicar agujas de acupuntura en el punto gatillo. En algunos casos se atraviesa la piel y en otros se llega hasta el músculo. La intención de esta técnica es romper las adherencias del nódulo. De esta forma, podrá volver el flujo sanguíneo, también los nutrientes y se eliminarán las sustancias de desecho. Al mismo tiempo se activará la regeneración del tejido dañado.

Esta técnica es realmente eficaz, ya que en uno o dos días el dolor casi ha desaparecido y el músculo vuelve a su estado normal. La única desventaja que tiene el tratamiento es que causa dolor. Ten en cuenta que se está introduciendo una aguja en un punto que ya de por sí duele.

Este tipo de técnicas deben ser aplicadas por un fisioterapeuta experto y acreditado para tal fin, puesto que es un tratamiento invasivo.

Los puntos gatillo pueden ocasionar un dolor considerable, que llega a mermar la calidad de vida de quien lo sufre. Ahora ya sabes cómo se pueden tratar con éxito. Ponte en contacto con nosotros sin compromiso.