Las enfermedades neurodegenerativas son cada vez más frecuentes, por desgracia. Es muy importante estudiar bien tanto la dolencia en sí como las necesidades de cada paciente. Desde Centros Cruz Navarro, expertos en rehabilitación en Barcelona, queremos que conozcas uno de los aspectos más destacados de una de las afecciones de este tipo más habituales, nos referimos a la relación del Parkinson con problemas musculoesqueléticos, con motivo del Día Mundial del Parkinson, que se conmemora cada día 11 de abril.

¿Cuál es la relación del Parkinson con problemas musculoesqueléticos?

La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurodegenerativo causado por una pérdida progresiva de las neuronas dopaminérgicas del cerebro. Su incidencia es tan alta, que se trata de la segunda enfermedad neurodegenerativa más habitual De hecho, pero tiene una tasa de incidencia por encima de 13 personas por cada 100.000 habitantes.

Lo habitual es que la enfermedad se presente en pacientes de más de 60 años, aunque puede darse de forma precoz De hecho un 4% de los casos afectan a personas menores de 50 años. la enfermedad de Parkinson no solo tiene secuelas físicas o psicológicas, también tiene un gran impacto a nivel social y económico.

Además, al haber aumentado tanto la esperanza de vida en los últimos años cada vez es más frecuente este tipo de enfermedades. Por eso, es muy importante actuar a todos los niveles con el objetivo principal de mejorar la calidad de vida del paciente.

Al contrario de lo que sucede con otras enfermedades similares, la evolución de esta patología es bastante lenta y cursa con una gran cantidad de afecciones a nivel musculoesquelético. Las características principales de esta enfermedad son el dolor la fatiga y los temblores. De hecho, este último síntoma es el que más se identifica con la enfermedad de Parkinson.

¿Qué consecuencias tiene la relación del Parkinson con problemas musculoesqueléticos?

Los problemas musculoesqueléticos son los que más provocan que el paciente pierda calidad de vida. Uno de los grandes retos de la medicina actual es tratar a los pacientes que padecen Parkinson de la manera adecuada, ya que muchas veces los recursos son limitados y el tratamiento podría ser mucho más eficaz.

Los expertos afirman que uno de los problemas es que durante mucho tiempo las dolencias musculoesqueléticas en los enfermos de Parkinson se han considerado simplemente como síntomas de la enfermedad.

De hecho, se ha determinado que es una discapacidad, ya que el anciano tiene dificultades para realizar sus tareas básicas del día a día. Sin embargo, ahora se considera que es necesario estudiar más a fondo este tipo de dolencias para crear acciones terapéuticas que estén enfocadas a mejorar la calidad de vida del paciente.

Es más, estudios recientes muestran que las dolencias musculoesqueléticas y el nivel de dependencia de las personas con Parkinson están muy relacionados.

Uno de los factores que más se tienen en cuenta a la hora de evaluar a los pacientes de Parkinson es la destreza manual. Los expertos señalan que los temblores no son la alteración más importante en los pacientes de Parkinson. Se atreven a afirmar que tanto la fatiga como el dolor son los síntomas que más inciden en el día a día de los pacientes.

Además, en la actualidad se considera que el dolor crónico es la alteración musculoesquelética que más incapacita a los pacientes a nivel funcional.

¿Cómo actuar ante los problemas musculoesqueléticos en pacientes con Parkinson?

Es muy importante que los pacientes de Parkinson reciban en todo momento la atención necesaria. Es preciso que sus médicos presten una especial atención a este tipo de afecciones e intenten mejorar la calidad de vida del paciente. La rehabilitación puede ser clave para conseguir retrasar los efectos de la enfermedad.

Ahora ya conoces la relación del Parkinson con problemas musculoesqueléticos y lo importante que resulta actuar cuanto antes. Si precisas de más información ponte en contacto con nosotros sin compromiso.