Visitar la consulta del fisioterapeuta cada vez es más habitual. Las razones son dos: es un profesional que trata diferentes dolencias y esas dolencias que trata son muy habituales. Si no sueles ir a la consulta de este profesional, es posible que pienses que lo único que hace entre comillas es dar masajes. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, ya que cuenta con diferentes herramientas para ser más eficaz. Desde Centres Cruz Navarro, expertos en fisioterapia y rehabilitación en Barcelona, te contamos acerca de la magnetoterapia, qué es y cómo funciona.

¿Qué es la magnetoterapia?

La magnetoterapia es una técnica que se emplea dentro de la fisioterapia. Utiliza campos estáticos o permanentes que se aplican en diferentes zonas del cuerpo. Dependiendo de la dolencia que se quiera tratar, se usan imanes de alta o de baja frecuencia.

Es una herramienta muy empleada en los tratamiento de fisioterapia por su versatilidad a la hora de tratar diferentes patologías. Además, es una técnica válida para casi todas las personas, ya que apenas tiene efectos secundarios. En general, no se puede utilizar en pacientes con cáncer o que usen marcapasos, ni tampoco en mujeres embarazadas. Otro aspecto importante es que no se debe aplicar en la zona del corazón.

¿Para qué se utiliza la magnetoterapia?

Como ya hemos indicado, la magnetoterapia tiene muchas aplicaciones dentro de los tratamientos de fisioterapia. Estas son algunas de las dolencias que se pueden tratar:

  • Espondilitis.
  • Artrosis.
  • Tendinitis.
  • Contracturas.
  • Descalcificación de los huesos.
  • Lumbalgia.
  • Contusiones.
  • Patologías inflamatorias.
  • Procesos reumáticos.
  • Fracturas.
  • Neuralgia branquial.
  • Ciática.

Además, tiene estos otros beneficios sobre la salud del paciente:

  • Calma el dolor.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Reduce la inflamación.
  • Ayuda a recuperar la elasticidad de los tejidos.
  • Mineraliza los huesos.

¿Duelen los tratamientos de magnetoterapia?

Una de las ventajas de los tratamientos de magnetoterapia es que son totalmente indoloros. De hecho, mientras se aplican el paciente no siente ni siquiera molestias. Es un tiempo en el que podrá relajarse totalmente dentro de la consulta del fisioterapeuta.

¿En qué se basa?

Aunque ya hemos comentado algo al respecto, queremos explicar que la magnetoterapia utiliza imanes de alta o baja intensidad, que se aplican en las zonas que se quiere tratar.

Para dar vida a estos campos magnéticos se emplean bobinas, a través de las que pasan corrientes eléctricas, que consiguen formar ondas que alcanzan el organismo. En ningún caso se utilizan las corrientes directamente en el cuerpo.

¿Es necesaria alguna preparación previa a la hora de someterse a un tratamiento de magnetoterapia?

Al tratarse de una técnica que no es invasiva y que casi no tiene efectos secundarios, no es necesario ninguna preparación previa para someterse a una tratamiento de magnetoterapia.

¿Hay que tener algún cuidado después del tratamiento?

Ni antes ni después del tratamiento de magnetoterapia hay que tener ningún tipo de cuidado o de precaución. Solamente si forma parte de otra terapia que sí requiere de algunas medidas posteriores al tratamiento, será necesario tomarlas, pero no por la magnetoterapia en sí. 

En cualquier caso, sigue siempre las recomendaciones de tu fisioterapeuta antes, durante y después del tratamiento de fisioterapia.

En cuanto a esos mínimos efectos secundarios de los que hemos hablado, el paciente puede sentir algo de somnolencia, dolor de cabeza u hormigueo en la zona. Es posible que quienes experimenten estos síntomas solo lo hagan después de los primeros tratamientos y luego dejen de sentirlos.

Está claro que la magnetoterapia es un tratamiento muy eficaz, siempre que se realice por profesionales expertos. Si así lo haces, seguro que muy pronto mejoras en muchas de tus dolencias.

Ponte en contacto con nosotros sin compromiso.