Aunque sea un tema algo desconocido, lo cierto es que los fisioterapeutas no solo tratan lesiones físicas, sino también a nivel neurológico. Desde Centres Cruz Navarro, expertos en rehabilitación en Barcelona, queremos mostrarte en qué consiste la fisioterapia neurológica y en qué clase de pacientes se puede aplicar.

¿Qué es la fisioterapia neurológica?

La fisioterapia neurológica engloba un conjunto de técnicas que se utilizan para tratar lesiones relacionadas con el sistema nervioso central o periférico. Los ejercicios que se pautan sirven para mejorar las capacidad físicas y las alteraciones estructurales del paciente.  El objetivo principal es optimizar sus movimientos.

Siempre que se produce un daño en el sistema nervioso central o periférico se abre un periodo de tiempo para la rehabilitación, en el que se producirán nuevas conexiones. Lo que ocurre durante este proceso recibe el nombre de neuroplasticidad.

Por todo lo comentado, resulta vital comenzar cuanto antes los ejercicios de rehabilitación para que el estado del paciente mejore en la medida de lo posible. De esta forma, se logrará que el paciente recupere las funciones perdidas. Es un tipo de terapia que consigue mejorar la movilidad, el equilibrio y la postura.

¿Qué dolencias se pueden tratar con la fisioterapia neurológica?

La fisioterapia neurológica está recomendada para cualquier dolencia que afecte al sistema nervioso central o periférico, como ya hemos comentado, estas son las más habituales:

  • Esclerosis múltiple.
  • Ictus.
  • Enfermedades neurodegenerativas.
  • Lesiones periféricas.
  • Traumatismo craneoencefálico.
  • Ataxia.
  • ELA, Esclerosis Lateral Amiotrófica.
  • Tetraplejia.
  • Distrofia muscular.
  • Lesiones medulares.
  • Parálisis cerebral.

Además, también es un tratamiento indicado dentro de la neuropediatría para tratar el Síndrome de Down, la parálisis cerebral, la parálisis braquial, el daño cerebral o cualquier otro trastorno neurológico.

Sin olvidar que los pacientes que tienen algún miembro amputado pueden necesitar esta terapia para calmar el que se conoce como dolor del miembro fantasma. Se trata de las molestias que perciben en el miembro perdido, aunque ya no esté.

Por supuesto, también puede ser válido el tratamiento para quienes sufren cualquier dolor crónico o para la fibromialgia.

Todo lo que has visto, significa que la fisioterapia neurológica es un excelente tratamiento sobre todo para pacientes que han sufrido daño en el sistema nervioso central o periférico debido a una enfermedad, a un traumatismo o a un accidente cerebrovascular.

Eso sí, esta terapia servirá de poco si no forma parte de un complejo tratamiento que aborde todas las necesidades del paciente. Por eso, es tan importante trabajar siempre con un equipo multidisciplinar.

¿En qué tres áreas se puede dividir la fisioterapia neurológica?

Los expertos dividen la fisioterapia neurológica en tres grandes campos de actuación, son estos:

  • Neurofisiológica. Aborda el desarrollo neurológico.
  • Aprendizaje. Se centra tanto en aprender como en reaprender funciones motoras.
  • Eclética. Conjuga diferentes métodos teniendo en cuenta las necesidades individuales de cada paciente.

¿Cuáles son los objetivos de la fisioterapia neurológica?

Como ya has visto, este tipo de terapia se puede utilizar con niños y con adultos, lo importante es que adapte a las necesidades de cada paciente. En cualquier caso, es vital que se comience cuanto antes, sobre todo en los niños. De esta forma, se conseguirá que el pequeño alcance su máximo desarrollo motor y pueda llevar una vida lo más autónoma que sea posible.

En los adultos, se persigue que el paciente mejore su estado físico y especialmente su movilidad. También es importante que se empiece cuanto antes la rehabilitación para alcanzar los mejores resultados.

Sin duda, la fisioterapia neurológica es un tratamiento vital para muchos pacientes y ahora ya sabes en qué consiste. Si deseas saber más, no dudes en pnerte en contacto con nosotros sin compromiso.