Una de las lesiones más habituales entre los jugadores de pádel es la conocida como epicondilitis, una dolencia que también es nombrada como codo de tenista. Por fortuna, no todos los que se dedican a la práctica de este deporte tienen que sufrirla, pero una gran parte ha percibido, en un momento determinado, una pequeña alerta en el brazo que está avisando de que se ha dado la temida lesión.

Cuando se habla de la epicondilitis se hace alusión a un problema que consiste en que los tendones conocidos como epincondileos se inflaman. Estos tendones son los que sirven de punto de unión entre la musculatura perteneciente al antebrazo y la de la mano con el epicóndilo en el lateral exterior del codo. Esta musculatura cuenta con la particularidad de ser la que ejerce el control de los movimientos de la mano más importantes.

Se da la circunstancia de que con el uso continuado de estos músculos se dan microlesiones relativas al tendón. A medida que pasa el tiempo, esta circunstancia da lugar a una irritación, así como a dolor en la citada zona.

En el pádel se repiten de manera continuada unos determinados golpes entre los que destaca el de revés, que es el que mayor incidencia provoca en la musculatura que se encuentra en el antebrazo. El hecho de tener una mala técnica a la hora de ejecutar este golpe, añadido a la vibración que provoca el golpeo en el tendón, es lo que da lugar a las microlesiones que afectan al tendón. Entre las malas técnicas se encuentra, sobre todo entre los principiantes, el no realizar un movimiento de los pies y golpear de frente cuando la mayor parte de los golpes de fondo hay que realizarlos de lado.

Cuando se realiza el impacto con la pelota es común ver a personas que no tienen en cuenta que hay que separar el brazo del tronco, por lo que golpean con el brazo en flexión, dando lugar a que se sobrecargue la musculatura del exterior del codo. Además del golpe de revés, el peso de la pala también da lugar a esta dolencia, por lo que hay que hacerse con una que tenga en cuenta, tanto las características físicas del jugador, como el tipo de juego que se practica.

Tratamiento de la epicondilitis de codo

En cuanto a la solución de este tipo de lesiones de pádel, existe un tratamiento para epicondilitis codo pádel como el tratamiento Indiba, a través del que se consigue acelerar todo el proceso relativo a la curación, así como un alivio de manera inmediata del dolor.

Se trata de la aplicación de una tecnología que no es quirúrgica y a través de la que se consigue reequilibrar las células que han sido dañadas. Los afectados por una epicondilitis ven cómo se alivia el dolor que padecen desde la primera de las sesiones. Este hecho se traduce en que la rehabilitación tiene aún más efectividad, puesto que los músculos y los tendones que se han visto afectados se encuentran ya relajados.

A través de la inexistencia de dolor se consigue llevar a cabo un tratamiento profundo y que se acelere de esta forma la recuperación, así como que el dolor se reduzca notablemente. Además, el que se estimule la zona dañada con impulsos continuados de energía, puede traducirse en una reducción del tiempo estimado en un principio de las sesiones de este tratamiento. 

El incremento de manera uniforme de la temperatura que genera el electrodo no produce efectos secundarios, al tiempo que el recalentamiento de los tejidos no es viable.

Si quieres optas por los beneficios de este tratamiento para dar solución a la epicondilitis de codo, no dudes en solicitar tu cita en Centres Cruz Navarro . Recuerda que la 1ª sesión de valoración es totalmente gratuita.

Primera visita gratuita de INDIBA y Ondas de choque. Pide cita o llama al 934 814 433

      INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE CENTROS CRUZ NAVARRO
      Finalidades: Responder a sus solicitudes y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, incluso por medios electrónicos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en ccn@delegado-datos.com. Información Adicional: Política de Privacidad.