Una de las lesiones más frecuentes en deportistas, y más concreto en runners, es la tendinitis aquíleaLa inflamación del tendón de Aquiles es una lesión que ocurre cuando el tendón que se encuentra en la parte posterior de la pierna -en el músculo tríceps sural- y que conecta con el talón, se inflama. Este tendón se usa al caminar, correr o saltar. En caso de lesión lo mejor es un tratamiento para el dolor del tendón de Aquiles.

Causas de una lesión en el tendón de Aquiles

Los dos músculos de la pantorrilla generan fuerza para mover el pie, el tendón de Aquiles une esos músculos al talón. El dolor agudo comienza cuando se ha producido un uso excesivo del pie. Suele ocurrir por una sobrecarga de los gemelos y el sóleo, que transmiten la fuerza al tendón de Aquiles. algo común en jóvenes, runners y atletas.

De igual manera, puede producirse una lesión grave debido a un incremento repentino de una actividad intensa, como un entrenamiento muy intenso sin haber realizado antes estiramientos. Además, correr sobre superficies duras y con mucha frecuencia puede producir esta lesión, sobre todo si no se ha realizado una sesión previa a la actividad. No se ha demostrado que correr por superficies duras genere lesiones, pero el impacto es más grande que en superficies blandas.

Por eso, es muy importante el calzado para evitar lesiones, siendo imprescindible antes de salir a correr elegir zapatillas que den un soporte apropiado al pie. Si el corredor no tiene buena forma física, tendrá la musculatura poco desarrollada, por lo que tendrá que elegir unas deportivas con drop: diferencia de altura entre el talón y antepié. También es importante la pisada, si el pie se voltea hacia dentro o hacia fuera puede causar torceduras y lesiones.

Síntomas

Los síntomas de la inflamación del tendón de Aquiles son dolor agudo en el talón al caminar o correr y si es más grave la zona puede estar hinchada y caliente. Uno de los mejores métodos para curar esta lesión es el tratamiento de ondas de choque para el tendón de Aquiles.

¿Cómo es el tratamiento de ondas de choque para el tendón de Aquiles?

El tratamiento de ondas de choque para el tendón de Aquiles está indicado para aquellas personas que no han encontrado solución a esta lesión o desean un menor tiempo de recuperación. Las ondas de choque son parecidas a los ultrasonidos, pero su frecuencia y densidad de energía son mayores. Esta técnica estimula al organismo a regenerar los tejidos dañados. Además, logra un efecto analgésico y crea nuevos vasos sanguíneos en la zona afectada

Este tratamiento para el dolor del tendón de Aquiles permite que después de pocas sesiones se pueda volver a entrenar, eso sí, de forma suave. Las ondas de choque no necesitan anestesia, evita las complicaciones de una cirugía y los efectos secundarios de los corticoides. Hay tres tipos de ondas de choque: electromagnéticas, piezoeléctricas y electrohidráulicas. Las últimas son las que más efectividad tienen, y están siendo utilizadas tanto en Traumatología como en el área de Dermatología, ya que aceleran la cicatrización de la piel. 

El tratamiento de ondas de choque para el tendón de Aquiles es adecuado para patologías crónicas. Si otras técnicas no han solucionado el problema, entonces este tratamiento es el aconsejado, ya que puede curar hasta un 70% de las lesiones tendinosas. Hay que tener en cuenta que esta técnica está contraindicada para mujeres embarazadas, niños, personas con marcapasos, y con medicación anticoagulante como el Sintrom. Para más información, contacte con Centres Cruz Navarro para cualquier duda. En nuestros centros encontrarás esta técnica y muchas otras para preservar la salud.