El estrés, cumplir, el día a día, nos produce muchos “dolores de cabeza”, pero no sólo figuradamente, sino también literalmente. Un ejemplo de ello es, como su nombre indica, la cefalea tensional.

Desde Centres Cruz Navarro, expertos en osteopatía en Barcelona, queremos explicaros sobre ella y cómo actuar para tratarla y prevenirla.

¿Qué es la cefalea tensional?

Se trata de una de las formas más comunes de dolor de cabeza, afectando a personas de todas las edades y géneros. Es causada por la tensión muscular en la cabeza, el cuello y los hombros, lo que resulta en un dolor opresivo o apretado que puede durar desde unos pocos minutos hasta varios días.

Causas de la cefalea tensional

Puede ser causada por diversos factores, entre los que se incluyen el estrés emocional, la ansiedad, la depresión, la falta de sueño, una mala postura y la fatiga muscular. Las personas que trabajan largas horas sentadas frente a un ordenador o que llevan a cabo trabajos repetitivos pueden ser especialmente propensas a desarrollar esta afección.

Síntomas y efectos de la cefalea tensional

Los síntomas incluyen dolor de cabeza que se siente como una banda alrededor de la cabeza, dolor de cuello y hombros, sensibilidad en el cuero cabelludo y en la zona del cuello, fatiga y problemas para conciliar el sueño. En casos más graves, puede afectar la calidad de vida y disminuir la productividad en el trabajo y las actividades cotidianas.

Diagnóstico de la cefalea tensional

El diagnóstico se efectúa a través de un examen físico y una entrevista médica en la que se preguntará sobre los síntomas y el historial médico del paciente.

Es posible que se solicite una resonancia magnética o una tomografía computarizada para descartar otras afecciones más graves.

Tratamiento de la cefalea tensional con osteopatía

La osteopatía es una forma de tratamiento que utiliza técnicas manuales para aliviar el dolor y mejorar la movilidad y la función del cuerpo.

El tratamiento osteopático de esta se centra en aliviar la tensión muscular en la cabeza, el cuello y los hombros, lo que puede ayudar a reducir la intensidad y frecuencia de los dolores de cabeza. El tratamiento es personalizado y se adapta a las necesidades de cada paciente.

En primer lugar, el osteópata hará una evaluación detallada de la columna vertebral, la cabeza, el cuello y los hombros del paciente para determinar las áreas donde hay tensión y restricciones de movimiento. Para ello, se utilizan técnicas manuales de evaluación como la palpación y la observación.

A continuación, el osteópata aplicará técnicas manuales suaves y específicas para liberar la tensión muscular y mejorar la movilidad en las áreas afectadas. Por ejemplo, puede realizar técnicas de estiramiento, movilización articular, liberación miofascial, técnicas craneales y viscerales.

Además, el osteópata puede recomendar ejercicios de estiramiento y fortalecimiento para mantener la salud muscular y prevenir su reaparición. También puede proporcionar consejos sobre la postura correcta y la ergonomía en el trabajo para reducir la tensión muscular en la cabeza, el cuello y los hombros.

Este tratamiento no tiene efectos secundarios adversos y puede ser muy efectivo para aliviar el dolor de cabeza y mejorar la calidad de vida. Sin embargo, es fundamental tener en cuenta que cada caso es único y que el tratamiento puede requerir varias sesiones para lograr resultados óptimos.

Prevención de la cefalea tensional

La prevención de este dolor de cabeza implica adoptar un estilo de vida saludable que incluya una dieta equilibrada, ejercicio regular, una buena postura y la práctica de técnicas de relajación como el yoga, la meditación o la respiración profunda. Además, es crucial mantener un equilibrio entre el trabajo y el descanso, y evitar la sobrecarga de trabajo y el estrés excesivo.

En Centres Cruz Navarro podemos ser de ayuda gracias a nuestro servicio de Osteopatía. Así que no dejéis de poneros en contacto con nosotros.