Cada día 6 de mayo se conmemora el Día de la Osteogénesis Imperfecta, o Enfermedad de los Huesos de Cristal, para difundir y concienciar acerca de ella. Con motivo de ello, desde Centres Cruz Navarro, expertos en fisioterapia en Barcelona, queremos hablaros sobre ella y cómo la fisioterapia puede ser beneficiosa.

¿Qué es la Osteogénesis Imperfecta?

En adelante OI, es una enfermedad rara del tejido conectivo que afecta a los huesos, y que se caracteriza por una fragilidad excesiva de los mismos. Es conocida popularmente como «enfermedad de los huesos de cristal», ya que incluso una leve presión o un traumatismo mínimo pueden provocar fracturas.

Causa de la Osteogénesis Imperfecta?

Esta enfermedad se debe a una mutación genética que afecta a la producción de colágeno, la proteína que da estructura y fortaleza a los huesos, la piel y otros tejidos. La gravedad de la enfermedad varía en función del tipo de mutación y de la gravedad de la misma, y se puede presentar desde una forma leve hasta una muy grave.

Síntomas y efectos de la Osteogénesis Imperfecta

Los síntomas de la OI incluyen fracturas recurrentes, huesos deformados, talla baja, fragilidad dental, y otros problemas como escoliosis y audición reducida. Además, los pacientes pueden presentar otras complicaciones, como dificultades respiratorias, problemas cardiovasculares, y problemas de movilidad.

Diagnóstico y tratamiento de la Osteogénesis Imperfecta

El diagnóstico se lleva a cabo mediante un examen físico, una revisión de los antecedentes médicos y familiares, y pruebas de imagen como radiografías, tomografías y resonancias magnéticas. Además, se pueden solicitar pruebas genéticas para detectar la mutación responsable de la enfermedad.

Por otra parte, el tratamiento se centra en la prevención y el tratamiento de las fracturas, así como en el control de los síntomas y las complicaciones asociadas. Los tratamientos pueden incluir:

  • Fármacos: existen algunos medicamentos que pueden ayudar a fortalecer los huesos y reducir el riesgo de fracturas, como los bifosfonatos, la teriparatida y la denosumab.
  • Cirugía: en algunos casos, se pueden necesitar intervenciones quirúrgicas para corregir deformidades, tratar las fracturas y mejorar la movilidad.

Importancia de la fisioterapia en la Osteogénesis Imperfecta

La fisioterapia puede ser una herramienta importante en el tratamiento de esta afección. Los fisioterapeutas pueden ayudar a mejorar la fuerza muscular, la flexibilidad y la movilidad, así como a reducir el dolor y la fatiga.

También puede ayudar a prevenir las fracturas y a mejorar la postura y el equilibrio, reduciendo el riesgo de caídas. Además, los fisioterapeutas pueden enseñar técnicas de protección articular y de manejo del dolor, lo que puede ser especialmente útil en los pacientes con dolor crónico.

Ejercicios de fisioterapia para la osteogénesis imperfecta

A continuación, se describen algunas técnicas y ejercicios que los fisioterapeutas pueden utilizar para ayudar a los pacientes con OI:

  • Ejercicios de fortalecimiento muscular: el objetivo de estos ejercicios es mejorar la fuerza muscular y la estabilidad articular para reducir el riesgo de fracturas y mejorar la movilidad. Algunos ejercicios pueden incluir el fortalecimiento de la musculatura de la espalda, las piernas y los brazos.
  • Ejercicios de flexibilidad: los ejercicios de flexibilidad ayudan a mejorar la amplitud de movimiento y reducir la rigidez articular, lo que puede mejorar la movilidad y reducir el dolor. Los ejercicios pueden incluir estiramientos suaves y progresivos de los músculos y articulaciones afectadas.
  • Ejercicios de equilibrio y coordinación: estos ejercicios pueden ayudar a mejorar el equilibrio y la coordinación, lo que puede reducir el riesgo de caídas y fracturas. Los ejercicios pueden incluir el empleo de plataformas de equilibrio, ejercicios de estabilidad con una pierna y otros ejercicios que mejoren la coordinación y el equilibrio.
  • Técnicas de protección articular: los fisioterapeutas pueden enseñar a los pacientes técnicas para proteger las articulaciones afectadas y reducir el riesgo de lesiones. Estas técnicas pueden incluir la utilización de férulas, órtesis y dispositivos de asistencia para caminar.

Es importante que cualquier programa de fisioterapia para la OI sea individualizado y adaptado a las necesidades específicas del paciente.

En Centres Cruz Navarro podemos ser de ayuda gracias a nuestro servicio de Fisioterapia domiciliaria. Así que no dejéis de poneros en contacto con nosotros.