Todos sabemos que el desayuno es la comida más importante del día, por lo que debemos prestar mucha atención a lo que comemos para comenzar el día con energía y mucha fuerza, especialmente si somos personas activas y practicamos deporte de manera regular. Así, para los que todavía no tengan muy claro qué alimentos deben tomar al levantarse, os damos algunas claves de desayunos para deportistas. 

Los deportistas incluyen en su desayuno hidratos de carbono, grasas saludables y proteínas, que están presentes en alimentos como los cereales, los huevos o los frutos secos. Además, es muy importante que incorporemos también fibra, mediante el pan y los cereales, así como vitaminas y minerales de la fruta, especialmente importantes para reponernos de la actividad física. Veamos 4 ejemplos de desayunos nutritivos y saludables.

1.    Desayuno variado.

En este desayuno para deportistas, que podrás tomar antes de la actividad física, te recomendamos tomar un delicioso zumo natural exprimido a partir de dos naranjas y una tostada (a ser posible de pan integral) de unos 30 g con una cucharadita de aceite de oliva y un par de lonchas de jamón serrano. Para que tengas energía suficiente, puedes acompañarla con otra tostada del mismo tipo de pan con mermelada de melocotón sin azúcares añadidos (incluir este pequeño capricho dulce nos ayudará a reducir la necesidad de tomarlo posteriormente). Toma también una bebida, como un vaso de leche, café o té, al que puedes añadir una cucharada de cereales como la avena, y varias gotas de miel, y finaliza con 15 g de frutos secos. Este desayuno te aportará vitaminas, minerales y mucha energía procedente de las proteínas e hidratos de carbono.

2.    Desayuno light.

Para aquellos deportistas que estén activos, pero a la vez quieran reducir su peso o mantener una alimentación baja en calorías, os recomendamos tomar dos yogures griegos, a poder ser bajos en grasa, acompañados de salvado de avena, avellanas, un poquito de canela y plátano. A continuación, tomad un kiwi, para aportar más vitaminas y minerales de la fruta, y dos lonchas de pavo. Completaremos este desayuno tomando una bebida, como puede ser café, té, leche, o una bebida vegetal. Este desayuno te aportará mucho calcio, fibra y vitaminas.

3.    Desayuno energético.

Para los que van a quemar todas las calorías posteriormente con un deporte de gran rendimiento físico, os recomendamos este desayuno. Consta de un revuelto de dos huevos con jamón serrano, este último lo puedes sustituir por queso de burgos con un chorrito de aceite, acompañado de un zumo natural exprimido, elaborado con medio pomelo y dos naranjas. Además, incluye dos tostadas integrales, que servirán como acompañamiento del revuelto anterior y una bebida, de nuevo, un café, un té o leche. Esta energética opción te aportará hidratos de carbono, proteínas, grasas saludables, así como vitaminas y fibra.

4.    Desayuno con aporte de frutas.

Un buen deportista sabe que necesita de la ingesta de fruta para afrontar sus jornadas deportivas. Por ello, este desayuno, que puedes tomar después de la práctica deportiva, incluye un plato de fruta variada como kiwi, melón, piña, sandía…, que acompañamos con una bebida vegetal o un vaso de leche semidesnatada al que añadimos un chorrito de miel y cereales. Todo esto lo combinamos con una tostada, a la que añadimos una cucharadita de aceite con uno de estos ingredientes, lomo, queso de burgos, pavo, requesón o aguacate. Y finalizamos con un café o té y un puñadito de frutos secos. Este desayuno aportará a tu organismo tras el ejercicio físico vitaminas, fibra, azúcares naturales y minerales como el hierro, fósforo o magnesio provenientes de los frutos secos.

En definitiva, la práctica deportiva requiere de una alimentación saludable y energética para sentirte bien por dentro y por fuera. Realiza desayunos completos y mejora tu rendimiento.

¿Cuál es tu desayuno para aquellos días que entrenas o compites?