Cuando haces deporte, las lesiones son algo relativamente frecuente. Algunas son muy conocidas y otras no tanto. Desde Centres Cruz Navarro, expertos en fisioterapia y rehabilitación en Barcelona, queremos hablarte de una de estas últimas: la periostitis tibial. Te mostramos en que consiste.

¿Qué es la periostitis tibial?

La periostitis tibial es una lesión que sufren los corredores y otros deportistas en la pierna. También se da con bastante frecuencia en trabajadores que tienen que estar largas jornadas de pie. Además, aunque lo habitual es padecer esta dolencia solo en una de las extremidades, en ocasiones se puede dar en las dos.

En concreto, cuando se sufre esta lesión, el periostio se irrita y se inflama. Se trata de una membrana que envuelve la tibia y la protege. También es la zona en la que se inserta la musculatura. En ocasiones, puede afectar a las áreas medial y distal de la espinilla.

¿Cuáles suelen ser los síntomas de la periostitis tibial?

Una vez que sabes en qué consiste esta lesión, te interesa descubrir cuáles son los síntomas de la periostitis tibial. Lo habitual es que se sienta ardor en la zona de la tibia y sobrecargados tanto las espinillas como los gemelos. Además, las molestias suelen darse cuando comienza el ejercicio más intenso y bajar cuando no se es tan exigente. Lo habitual es que no se sienta nada cuando se está en reposo.

También puede provocar dolor durante el ejercicio, sobre todo al coger impulso y al pisar.

¿Cuáles suelen ser las causas de la periostitis tibial?

Es importante que sepas que detrás de la periostitis tibial pueden existir diferentes factores. Además, no siempre estás asociada a la práctica de deporte, también puede ser provocado por tu estilo de vida.

De hecho, las personas que comen mal o tienen otros hábitos poco saludables tienen más opciones de sufrir esta dolencia. Por ejemplo, si fuerzas el pie al andar o al conducir te puede pasar. Incluso algunas personas tienen una forma de pie que los lleva a tener más posibilidades de padecer esta lesión.

Cuando la lesión sí se produce por hacer deporte, lo normal es que esté motivada por un traumatismo constante por impacto, cuando se apoya de manera incorrecta la planta del pie. Esto lleva a que el músculo tibial arrastre la tibia y cause la inflamación de la membrana. Además, puede tener estos otros orígenes:

  • No calentar de forma correcta.
  • Entrenar de manera demasiado intensa.
  • Practicar deporte sobre una superficie demasiado dura.
  • No fortalecer los músculos de la zona.
  • No descansar cuando es necesario.
  • Forzar las rotaciones de la cadera.
  • Utilizar un calzado que no sea el adecuado para la práctica del deporte que realizas.

¿Cuál es el tratamiento de la periostitis tibial?

Si crees que sufres esta lesión, es fundamental que acudas al médico cuanto antes para que pueda tratar el problema. Suelen combinarse los cuidados de varios profesionales, como un traumatólogo y un fisioterapeuta.

Los vendajes compresivos, poner hielo en la zona y elevar la pierna dañada pueden ayudar a mejorar la situación y a que baje la inflamación, cuando esto ocurre, disminuye o desaparece también el dolor.

Además, resulta interesante realizar un estudio de la pisada para comprobar si este es el origen de la lesión y así poder tomar las medidas oportunas para corregirla.

En algunos casos, tu médico te puede pautar el uso de analgésicos y antinflamatorios para aliviar los síntomas, pero insistimos en que solo él te puede recetar estos fármacos, no te mediques por tu cuenta.

En nuestro centro contamos con los profesionales que necesitas para tratar con éxito tu dolencia. Así que, si padeces periostitis tibial, o cualquier otra lesión, contacta con nosotros sin compromiso.