Ondas de choque

maquina ondas de choque

Las ondas de choque son unos impulsos acústicos generados neumáticamente mediante una onda balística accionada por aire comprimido. El tratamiento se aplica con la ayuda de un aparato que transforma la energía cinética en mecánica. Las ondas de choque estimulan el metabolismo en la región del dolor, intensifican la circulación sanguínea, bloquean los estímulos dolorosos y activan la capacidad de curación espontánea.

Las patologías más frecuentes son:

  • Tendinitis crónicas: tendinitis de Aquiles, epicondilitis (codo de tenista), supraespinoso, rotuliano…
  • Calcificaciones: espero-calcáneo, tendinosis caliza de hombro, fascitis plantar…
  • Dolores miofasciales: contracturas fibróticas y puntos gatillo. Otras patologías en las que también funciona el tratamiento son entesitis, bursitis, periostitis y hombro doloroso…

Sólo hay que hacer de 4 a 5 sesiones de un cuarto de hora cada una. Es un tratamiento rápido, seguro y eficaz para muchas patologías crónicas y puede llegar a ahorrar las infiltraciones e incluso la operación. El principio activo de estas ondas es completamente diferente a la terapia física de rehabilitación. Las ondas de choque permiten tratar patologías que cuestan mucho de solucionar con las terapias convencionales.