El dolor de rodilla lleva a que muchas personas cada año visiten al médico y es uno de los orígenes de las bajas laborales más frecuentes. En algunos casos, conlleva también el paso por el quirófano. En las siguientes líneas, queremos mostrarte las principales lesiones de rodilla y qué puedes hacer ante cada una de ellas.

¿Cuáles son las principales lesiones de rodilla?

Son muchas las lesiones de rodilla que puedes padecer y cada una de ellas tendrá que se tratada por un médico especialista. Es importante que si sientes dolor en esta articulación no lo dejes y pases a la acción cuanto antes.

Estas son las principales lesiones que puedes sufrir:

  • Esguince de rodilla. Ocurre cuando los ligamentos se estiran demasiado por culpa de una torcedura o de un tirón. Cuando esto sucede, el ligamento se puede desgarrar o incluso romper.
  • Desgarro. Pasa cuando el músculo o un tendón se estira demasiado.
  • Lesión de menisco. El menisco es un cartílago que tiene forma de media luna y que amortigua los impactos que recibe la rodilla. Si se rompe el menisco te darás cuenta en seguida, ya que sentirás un dolor intenso cuando giras o tuerces la rodilla. Tampoco podrás estirarla, estará inflamada y rígida.
  • Bursitis de rodilla. En esta ocasión, el daño lo sufren las bolsas sinoviales. Son una especie de sacos que están llenos de líquido. Su función principal es la de amortiguar el exterior de la articulación.
  • Desgaste de la rodilla. Cuando haces un uso excesivo de la rodilla, por ejemplo, en el caso de los corredores.
  • Lesión en los ligamentos de la rodilla. Es una lesión habitual en los futbolistas, se debe a cambiar el ritmo y la dirección de los movimientos de forma brusca. Cuando se rompe el ligamento, se pierde estabilidad y se siente un gran dolor. Después, se inflama la zona y es como si la rodilla se hubiese quedado bloqueada.
  • Cartílago de la rodilla. Si giras la pierna mientras el pie no se mueve, puedes desgarrarte el cartílago de la rodilla. Es una lesión que se da con frecuencia entre deportistas, pero también al ir cumpliendo años, ya que se degenera esta parte de la rodilla.
  • Cuerpo suelto. Ocurre si se desprende algún pequeño trozo del cartílago o del hueso de la rodilla. Si no se ve afectada la articulación de rodilla, no se sentirá ninguna clase de dolor.
  • Dislocación. Se sufre cuando el hueso frontal de la rodilla se desplaza hasta el exterior.

¿Cuál es el tratamiento de las lesiones de rodilla?

Lo primero que debes hacer si te lesionas la rodilla es acudir al médico, si el daño no es demasiado grave te recomendará:

  • Qué protejas la zona para que no se complique la lesión
  • Que reposes la rodilla durante dos o tres días. Después, poco a poco reanuda la actividad.
  • Aplicar hielo de forma indirecta para reducir la inflamación.
  • Utilizar vendas de compresión para reducir la inflamación también.
  • Mantener la rodilla elevada por encima del corazón y en una posición que te sea cómoda.

¿Cuándo será necesario pasar por quirófano?

En todos estos casos será necesario pasar por quirófano si te has lesionado la rodilla:

  • Desgarro en el ligamento lateral externo.
  • Daño en el ligamento cruzado anterior.
  • Si la lesión afecta a más de un ligamento o al tejido de la rodilla.
  • Desgarro en el tendón rotuliano.
  • Lesión de menisco.

En algunos casos, puede ser necesario remplazar la rodilla por una prótesis. Solo un cirujano experto puede realizar este diagnóstico. En nuestro centro podemos tratar las lesiones de rodilla, en muchos casos sin tener que pasar por quirófano. Así que no dejes de pedir una cita con nuestro equipo.