El espolón calcáneo es un trastorno común que puede llegar a ocasionar un dolor muy intenso. Para explicarlo de manera muy sencilla, se trata de un pequeño crecimiento óseo que aparece, normalmente, en la parte inferior del hueso del talón, el calcáneo. Esta protuberancia crece por la acumulación de elementos como el calcio, oxalato y ácido úrico.

Un repaso general a esta lesión

La tensión a la que está sometida toda la región del talón es un factor que favorece la aparición del espolón calcáneo. Es fácil que se produzcan pequeños traumas o fisuras, que pueden pasar desapercibidos, pero, con el tiempo, favorecen que los tejidos que rodean el hueso se calcifiquen, en lugar de cicatrizar. Esas sales que mencionábamos o ese ácido úrico se van acumulando y van haciendo crecer el espolón.

Causas y síntomas del espolón calcáneo

Es importante saber que lo que produce el dolor es esa protuberancia ósea, al menos en la inmensa mayoría de los casos. Lo que produce el dolor es la inflación de los tejidos que hay alrededor y se ven comprometidos al plantar el pie.

Pero es ese dolor el principal síntoma que alerta de la presencia del espolón calcáneo. Un dolor que se manifiesta de manera localizada en el talón, es punzante y agudo y llega incluso a impedir apoyar el pie afectado.

Ese dolor, por lo general, aparece por la mañana, al plantar el pie por primera vez. Al rato, puede desaparecer; pero es difícil que, después de realizar alguna actividad, se note de nuevo con fuerza. En estados avanzados, puedes sentir el dolor incluso permaneciendo en reposo.

Y, junto al dolor, es habitual que la zona aparezca enrojecida e inflamada. Incluso es posible que esa inflamación pueda llegar a cronificarse.

¿Qué provoca el espolón calcáneo?

Mencionábamos, como causas, pequeños traumatismos que no cicatrizan. Pero, junto a ellos, hay una serie de aspectos que pueden favorecer su aparición. Entre esos factores, se podrían mencionar los siguientes:

  • Exceso de peso: provoca una mayor presión en el pie.
  • Edad superior a 40 años.
  • Pie chato o cavo.
  • Uso de calzado inadecuado, como tacones o zapatos estrechos o de una medida no apropiada.
  • Práctica habitual de deportes repetitivos o de impacto para el pie, como puede ser el atletismo o la danza.
  • Causas metabólicas o enfermedades reumáticas: a veces el calcio y los ácidos úrico y oxálico que se acumulan en la zona del talón lo hacen por problemas en algunos órganos del cuerpo, como el riñón; o enfermedades, como la artritis.
  • Alimentación: la sobrecarga del riñón, por unadieta inadecuada, puede favorecer el desarrollo del espolón calcáneo. Una dieta rica en proteínas o que favorezca la acidificación del organismo es un factor de riesgo que se debe tener en cuenta.

Tratamiento del espolón calcáneo: ondas de choque

El tratamiento base del espolón calcáneo se puede realizar, inicialmente, mediante fisioterapia, ejercicios específicos y masajes. Asimismo, puedes complementarlo con un tratamiento a base de ondas de choque.

Este tipo de técnica utiliza ondas sonoras de alta frecuencia focalizadas que pueden ayudar a reabsorber esa protuberancia que se ha formado en el hueso. Y no solo logran eso, sino que también se mejora la vascularización de la zona y se reducen el dolor y la inflamación.

Pero es importante someterse antes a una valoración, ya que el tratamiento con ondas de choque, tanto en el número de sesiones como en su intensidad, dependerá de factores como el tamaño del espolón o la sensibilidad del paciente.

Y, en cualquier caso, una vez eliminado el espolón calcáneo, habrás de tomar medidas preventivas para evitar que reaparezca. Medidas como adaptar la dieta, elegir bien el calzado o mejorar la higiene postural del pie.

Si deseas más información sobre el tratamiento con ondas de choque en Barcelona, no dudes en pedir cita en nuestros centros de rehabilitación Centres Cruz Navarro. La primera visita es gratuita.

Primera visita gratuita de INDIBA y Ondas de choque. Pide cita o llama al 934 814 433

      INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE CENTROS CRUZ NAVARRO
      Finalidades: Responder a sus solicitudes y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, incluso por medios electrónicos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en ccn@delegado-datos.com. Información Adicional: Política de Privacidad.