La rectificación cervical o lordosis cervical,ocurre cuando hay una pérdida de la curvatura de la columna. Como principal consecuencia, se producen sobrecargas musculares, incluso articulares, produciendo problemas mecánicos. Ante cualquier síntoma, es importante ponerse en manos de un especialista, para que aplique el tratamiento más adecuado, según las necesidades de cada paciente.

Desde Centros Cruz Navarro, expertos en traumatología y rehabilitación, os explicamos cuáles son las principales causas de la rectificación cervical, sus síntomas, las consecuencias que puede tener el no aplicar un correcto tratamiento y cuáles son los tratamientos más habituales en estos casos.

Causas de la rectificación cervical

El estrés diario o llevar una vida sedentaria son las principales causas, no obstante, no son las únicas. A continuación, mostramos algunas de ellas:

  • Edad
  • Depresión
  • Genética
  • Malas posturas
  • Traumatismos
  • Enfermedades reumáticas

Síntomas de la rectificación cervical

La rectificación cervical no siempre produce síntomas o dolor. En caso de hacerlo, los más habituales son los que, a continuación, enumeramos:

  • Dolor en la parte media de la espalda
  • Columna rígida
  • Mareos
  • Náuseas
  • Dolor en la zona cervical
  • Contracturas musculares en la zona del trapecio
  • Vértigos
  • Cefaleas

¿Cuáles son las principales consecuencias?

La lordosis cervical tiene como principal consecuencia no distribuir correctamente el peso, esto hace que se den problemas, como los que enumeramos a continuación:

  • Hernias discales
  • Artrosis
  • Aumento de la tensión muscular

¿Es posible su prevención?

Eliminar el estrés, practicar ejercicio regularmente o mantener una dieta sana y equilibrada, puede ayudarnos a evitar la rectificación cervical. No obstante, no son las únicas recomendaciones a tener en cuenta.

Consultar constantemente el teléfono móvil, mantener la misma postura en la oficina o llevar bolsos o mochilas con exceso de peso, son cacusas cada vez más habituales.

Tratar de no inclinar el cuello cada vez que tenemos que consultar nuestro teléfono móvil, realizar ejercicios o levantarse de la silla cada cierto tiempo, así como aligerar el peso de nuestra mochila o bolso, ayudarán a prevenir la lordosis cervical, entre otras dolencias musculares.

Cómo tratar la rectificación cervical

Reducir los niveles de estrés y realizar ejercicios domiciliarios, son dos de las principales recomendaciones de los especialistas para mejorar la rectificación cervical. A la hora de recomendar un tratamiento, se tendrá en cuenta las necesidades y características del paciente. Entre los tratamientos más comunes encontramos:

Medicamentos

Tomar analgésicos de venta libre, como ibuprofeno o naproxeno, ayudarán a paliar el dolor de manera temporal, pero no a acabar con el problema.

Termoterapia

La termoterapia consiste en aplicar una fuente de calor con fines terapéuticos en la zona a tratar. Será un especialista el que aplique esta técnica, buscando un efecto relajante

Masoterapia

Dentro de la fisioterapia, encontramos esta técnica que utiliza distintos masajes terapéuticos, utilizados para tratar y prevenir dolencias como la rectificación cervical.

Además, ayuda a combatir el estrés, mejorar la circulación y liberar endorfinas.

Ejercicios domiciliarios

Será un especialista el que recomiende los ejercicios domiciliarios para combatir o mejorar los síntomas de la rectificación cervical. Estirar el cuello y la espalda, son de los más habituales.

Si necesitas más información acerca de los tratamientos para la rectificación cervical, no dudes en ponerte en contacto con nosotros sin compromiso.