Entrenar de manera correcta es mucho más que hacer ciertos ejercicios duros o ponerte retos complicados de asumir a nivel físico. Si quieres realmente invertir en tu salud y en tu estado de forma, debes ser consciente de que tu cuerpo necesita tener a su disposición la cantidad de energía y de nutrientes para que puedas entrenar dando lo mejor de ti mismo. Comer antes de entrenar es uno de los consejos para corredores más habituales por parte de los expertos en este tipo de entrenamientos.

¿Qué comer antes de correr?

Sin duda, esta es la pregunta que más se hace a los fisioterapeutas y entrenadores personales. La verdad es que no existe una respuesta perfecta para esta pregunta, ya que cada corredor tiene sus propias características físicas y realiza un entrenamiento con unas pautas concretas. De todos modos, sí que podemos dar unos consejos de alimentación para corredores que seguro te ayudarán a sentirte mejor y rendir más cuando salgas a correr.

  • Una cosa es evidente: antes de salir a entrenar, debes comer algo. De esta manera, tu organismo tendrá recursos para hacer frente a la fatiga muscular, y la energía suficiente para que tus músculos puedan rendir hasta el punto que desees.
  • Eso sí, no puedes comer cualquier cosa, ni en cualquier momento. Hay que tener en cuenta que, si falta poco para el entrenamiento, debes optar por una pequeña cantidad de alimentos fáciles de digerir. En cambio, si falta mucho para el entrenamiento siempre puedes elegir una cantidad respetable de hidratos de carbono que no sean demasiado grasos.
  • ¿El mejor momento para comer? Sin duda, entre 1 y 4 horas antes del entrenamiento, evitando las grandes comilonas, las bebidas con gas y los alimentos altos en fibra. Relacionar el tiempo que falta para el entrenamiento, el peso corporal y las propiedades de cada alimento te ayudará a elegir la mejor comida para antes de entrenar.

La importancia de la cena

¿Sales a correr de buena mañana? Si te gusta iniciar el día haciendo deporte, no solamente debes tener en cuenta lo que vas a comer antes de salir. La cena de la noche anterior también es muy importante para que puedas afrontar la sesión de ejercicio con las mayores garantías de rendir.

¿Cuáles son los mejores alimentos para tu cena pre-running? Los hidratos complejos de asimilación lenta son una buena opción, ya que liberarán energía lentamente. De esta manera, por la mañana tendrás los niveles de glucosa necesarios para poder afrontar la carrera con mucha energía.

Del mismo modo, no pueden faltar en tu dieta para correr al día siguiente los frutos secos, las hortalizas y las legumbres. Son fáciles de digerir y energéticos, los dos requisitos básicos para ayudar a cualquier corredor a resistir el entrenamiento sin sentirse pesado e incómodo por pesadez en el estómago.

Por muy bien que cenes, ten en cuenta que a veces nos levantamos con hambre. Si te ocurre en un día de carrera o entrenamiento, procura ingerir alimentos fáciles de digerir y muy energéticos, como los plátanos.

Finalmente, no podemos olvidar que los mayores de 50 años necesitan un aporte extra de energía antes de salir a correr o hacer cualquier entrenamiento.

¿Qué te han parecido estos consejos para corredores?

Si crees que pueden ayudarte en tus entrenamientos, no dudes en visitar también un fisioterapeuta en Barcelona. Este profesional cuenta con los recursos más adecuados para estimular tu físico. Ten en cuenta que tu salud es tan importante como tu entrenamiento, por lo que dejar tu bienestar físico en manos de los mejores especialistas en fisioterapia te dará la tranquilidad de cuidar tu salud mientras entrenas. No dudes en pedir cita en Centres Cruz Navarro, donde te ofrecemos un servicio profesional y personalizado.