Seguramente estás deseando cada invierno que llegue la época de nieve. Es el momento de poder practicar esquí u otros deportes de invierno como el snowboard pero, sin embargo, también es la época de las lesiones en esquí. En los últimos años este tipo de traumatismos ha aumentado considerablemente debido a la gran popularidad de estos deportes.

Pero, ¿qué tipo de lesiones son las más frecuentes?
 Con diferencia, lo que se produce más frecuentemente son las contusiones y los golpes, pero debes conocer las lesiones típicas de rodilla, la mano y el hombro porque son las zonas del cuerpo que más fácilmente se pueden dañar y, por ello, deberás tener especial cuidado.

Las lesiones frecuentes en esquí

Vamos a citar las más habituales, dónde, cómo se producen y su tratamiento habitual.

  1. Lesiones en las rodillas.
 Se suelen dañar los ligamentos cruzado anterior y lateral interno. Se producen al realizar giros bruscos con el cuerpo sobre la tibia forzando la rodilla en ese movimiento de rotación. Las situaciones en las que se da más frecuentemente es cuando el esquiador cae hacia atrás con la rodilla hiperflexionada. Inmediatamente la lesión produce imposibilidad de caminar y dolor. Se tratan de manera conservadora mediante rehabilitación pero si el ligamento está muy dañado se tendrá que recurrir a la cirugía.
  2. Lesiones en las manos.
 Quizá te suene el nombre de “pulgar de esquiador” porque es frecuente en caídas donde el pulgar es desplazado lateralmente de manera brusca. Por este movimiento se rompe su ligamento interno y el esquiador siente un agudo dolor, la zona se hincha y el dedo no se puede mover. Si se ha roto por completo el ligamento se ha de operar, para poder realizar movimientos de coger objetos o levantar pesos. La rehabilitación consiste en masajes, aplicar calor local y antiinflamatorios tópicos.
  3. Lesiones en los hombros. Las más habituales en esta articulación son las luxaciones. Como es una articulación con mucha movilidad esto la hace más inestable. En una luxación, el hueso se sale de su sitio porque los tendones y los ligamentos se rompen. Esta lesión causa mucho dolor, el hombro no se puede mover y se ve como deformado. Se debe tratar reduciendo o recolocando el hombro en su sitio y vendándolo inmediatamente. Posteriormente el fisio puede recomendar cierto tipo de ejercicios de rehabilitación como los excéntricos y los propioceptivos.

Por este motivo la prevención es muy importante y vamos a indicarte la forma de hacerlo ya que de esta manera podrás disfrutar de tu deporte favorito de invierno.

Cómo prevenir lesiones en esquí

Para prevenir lesiones en esquí es importante saber cuales son las causas o factores que las producen. Entre éstas se encuentran la falta de preparación física, ya que se requiere de fuerza, flexibilidad y resistencia; sentirse cansado es otro de los factores que te puede llevar a sufrir una lesión; no llevar la indumentaria o no llevar el material correcto para practicar este deporte; por la mala calidad de la nieve, por ejemplo a final de temporada cuando está más húmeda y los esquíes no se deslizan bien.

Además es importantísimo tener una técnica correcta ya que de esta manera sabremos cómo mover el cuerpo para evitar lesiones y ten siempre en cuenta tus propias posibilidades físicas.

Si te inicias en este deporte hazlo progresivamente, toma poco a poco confianza y con práctica y técnica podrás disfrutar de este maravilloso deporte.
Sin embargo, hasta las personas con más años y tiempo de experiencia pueden sufrir lesiones practicando esquí, como en cualquier otro deporte, a veces es inevitable pero si es así debes ponerte en las mejores manos de especialistas en fisioterapia y rehabilitación en Barcelona de lesiones que te ayuden a recuperarte en el menor tiempo posible.